Economía luego de las elecciones

Los números de las PASO tiene acciones en la economía ya que significa un cambio en el apoyo al partido a cargo del gobierno nacional. Éste no percibió el cambio de clima preanunciado, una señal, por las grandes manifestaciones multitudinarias de los meses pasados, que demostraban el descontento de gran parte de los votantes.

La actividad económica venía en alta: luego de abril de este año alcanzó niveles de crecimiento cercano al 6por ciento según nuestras cifras y, según las oficiales eal rededor del 8-9% de crecimiento en este año. Se duda ahora de que este avance se pueda mantener y se prevé un aumento mucho más lánguido por no haber confianza para invertir y menor ánimo para comprar hasta que se aclare lo que está por suceder. La actividad inmobiliaria y las economías regionales ya traían problemas y esto trae un poco más de incertidumbre en las decisiones, que puede tornar incluso en recesivos a estos sectores.

En conclusión, este año, que comenzó con recuperación, puede terminar relativamente mal aunque podría haber evolucionado mejor si la macroeconomía hubiera estado mejor manejada, por ej. en materia cambiaria. No se encuentra un causante único para esto sino a muchos funcionarios que creen y toman decisiones sobre la misma variable (por ejemplo el dólar) y, lo que es peor, con mucha influencia no de los ministros sino de otros funcionarios de otro nivel. Las decisiones que se toman con muchos responsables paralelos se hace más lerdo y paraliza las reacciones tempranas, que son las características del buen gobierno.

Diego Fernando Filo | Contador público

porcentajes, economia, numeros, Diego Filo, mercado inmobiliario, inversiones

Deja un comentario